Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies.
    
Carta a los socios de la Nueva Junta Directiva AEET 2015-2019
 
 
Apreciados socias y socios de la AEET,
 
Como la mayoría de vosotros sabréis, el reciente mes de junio celebramos nuestro congreso periódico en Coimbra conjuntamente con la SPECO, la sociedad hermana portuguesa. Ya no es novedad decir que el nivel científico fue excelente, reflejo de la calidad del trabajo realizado a pesar de las dificultades estructurales que sufre la ciencia en nuestro país. Tampoco es nueva la importantísima participación de los más jóvenes: el futuro es suyo. Lo que sí es tal vez más novedoso es que en la asamblea de la AEET celebrada en Coimbra se votó y aprobó la composición de la nueva junta. Tocaba renovarse y Fernando Valladares, Jordi Cortina, Luis Navarro, Miguel Angel Rodríguez y Beatriz Pérez han dado paso a personas nuevas: Susana Rodríguez Echeverría, Ana López Llandres, Adela González Megías, Ignasi Bartomeus y Maria Begoña García González. Mucha gente joven y con ilusión, a quienes Anna Traveset, Adrián Escudero, Luis Cayuela y yo acompañaremos dando continuidad a la junta. Vaya por delante nuestro enorme y cariñoso agradecimiento a las personas que han dedicado su tiempo y su saber en que nuestra sociedad siga dando servicio. Y también a Leyre Jiménez-Eguizábal que es quien realmente hace que el motor de la AEET no se pare y que seguirá haciéndolo en la nueva etapa.
 
Tal y como discutimos en la Asamblea General de socios, la AEET se enfrenta a varios retos en el futuro próximo. Nos gustaría destacar algunos que requerirán nuestra atención como junta y de los que querríamos haceros partícipes:
 
En primer lugar, potenciar el nivel participativo en la AEET. Para ello deberíamos utilizar de forma coordinada las nuevas generaciones de medios de comunicación, que ya hemos ido implementando: web, revista Ecosistemas, blog, email, Facebook, Twitter. No se trata únicamente de transmitir información a los socios, sino de que la AEET sea un instrumento de comunicación entre los socios. Esta necesidad de comunicación trasciende a la AEET, que cada vez se ve más impelida a transmitir su opinión y conocimiento a la sociedad en general y en particular a quienes toman decisiones colectivas. Por tanto, debemos continuar y mejorar la política de difusión, que debe utilizar las capacidades de profesionales. Pero además deberíamos articular un procedimiento para reaccionar de forma rápida, eficiente y rigurosa a las demandas de la sociedad.
 
Otro reto que nos aguarda es la evolución hacia una sociedad científica que englobe los diferentes campos de la ecología, que tradicionalmente se han distinguido por el medio en el que trabajan. Es un camino complejo que hemos iniciado y que debemos continuar.
 
Finalmente, en esta declaración de intenciones no debe faltar el reconocimiento de las acciones que creemos que funcionan. Nos referimos a los servicios que la AEET presta a sus socios: organización de congresos, cursos de formación, convocatoria de ayudas y apoyo a los grupos de trabajo. Esta tarea continuará porque es fundamental y en gran medida es la que explica el auténtico capital de la sociedad: sus socios.
 
Perdonad la disertación, demasiado larga para los tiempos que corren. Esperamos ir dando noticias, pero mientras, buen verano!
 
 
Francisco Lloret, Anna Traveset, Adrián Escudero, Luis Cayuela, Adela González Megías, Ana López Llandrés, Ignasi Bartomeus, María Begoña García González, Susana Rodríguez Echeverría.